En Septiembre de 2009, José Martínez Suárez, una de las glorias del cine argentino, después de muchos años vuelve a la ciudad que lo vió nacer, Villa Cañás (Santa Fe).

 

El objetivo era reabrir el viejo cine Dante y donar lo recaudado a una escuela, la misma en la que estudió cuando era chico.

 

Gracias a esta iniciativa, los niños de la ciudad pueden ver por primera vez en Villa Cañas cine en pantalla grande.

 

El documental cuenta lo que sucedió en el reecuentro entre Martínez Suárez y la gente de su querido pueblo. Se lo ve junto a Mario Sábato, Cristian Bernard y Sebastián Hermida, visitando desde clubes de fútbol

y bares, hasta los bomberos voluntarios y una fábrica de helados.

Las imágenes nos muestran entrañables momentos junto a sus amigos, su escuela, sus calles, su casa natal y el recuerdo de los años felices de la infancia, matizado con imágenes de su historia cinematográfica como director y guionista.

 

José Martínez Suárez para el ambiente del cine, Pepe para la familia, Joselo para Cañás y maestro para los alumnos.

Diseño: Hernán Canales

 

cómo nació el proyecto

La idea de hacer este documental nació cuando el protagonista, José Martínez Suárez, llevó a la localidad de Villa Cañás una nueva presentación de la Muestra Itinerante del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que personalmente lleva adelante en diferentes localidades del país. Las muestras fueron concebidas para acercar a todos los espectadores a disfrutar del material exhibido en el Festival.

 

Palabras de Martínez Suaréz:  “Este proyecto intenta que el cine se traslade hacia donde está la gente, transformándose en la mejor forma de democratizar el acceso a una fiesta cinematográfica como ésta, compuesta por decenas de cortos y largometrajes. Con el objetivo de que la gente disfrute del inmenso placer que tiene la magia del cine. Nuestra intención es federalizar la cultura y devolverle la alegría a la gente.”

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now